¡Hazte con tu disfraz de vampiro y cómete la ciudad este Halloween!

¡Hazte con tu disfraz de vampiro y cómete la ciudad este Halloween!

Chupasangres, el siempre agradecido disfraz de vampiro tiene éxito en cualquier fiesta Halloween que se precie. Es un traje prácticamente tradicional por estas fechas pero no pienses que por ello es monótono o aburrido, para nada. Para empezar, hay multitud de tipos de vampiros o ¿acaso piensas que es el mismo vampiro Nosferatu, Drácula o los chupasangres modernos de Blade que los vampiros adolescentes de Crepúsculo? Para nada amigo. Presta atención, que te explicamos cómo hacerte el mejor disfraz de vampiro.

Si a ello le añadimos las posibilidades que estos disfraces nos proporcionan podemos concluir que elegir un disfraz de vampiro es como ponerse un vestido negro para una fiesta: es clásico, refinado y siempre queda bien. Además te lo puedes hacer tu mismo con un par de buenos complementos.

Podrás ser tan sexy como desees para sorprender a tu marido o puedes decidirte por dar verdadero miedo para espantar a tu suegra, por lo que no tienes excusa. Pero antes de todo un poquito de historia y conocimiento.
Lo cierto es que a lo largo de los años y sobre todo con la evolución de este monstruo en el celuloide, el vampiro ha pasado por numerosas fases que le han dotado de diversas características diferentes entre sí. En 1922 se estrenaba Nosferatu, el primer fotograma que el cine dedicó de forma popular a este ser. Hay que decir que la película original se perdió y sólo ha llegado hasta nosotros un retazo incompleto y vuelto a montar. Nos presentaba un vampiro solitario, que acosaba bajo las sombras y que era repulsivo a la vista.

Diez años después, la primera película de Drácula lo convertía en un monstruo elegante, seductor y que iba de cara a por sus víctimas sin dejar atrás sus malignas intenciones. Este modelo perduró durante muchas décadas. En los últimos años, los vampiros han pasado a estar más involucrados en la sociedad hasta el punto de llegar a formar parte de ella como un grupo oculto que vive entre nosotros, como ejemplos están Blade, Crepúsculo o Crónicas Vampíricas, y que poseen poderes físicos descomunales. En los años 90 hubo un intento de recuperar el pasado clásico de este monstruo, con la elegancia, la seducción y la maldad, a la vez que la fragilidad que caracterizaba a estos seres con películas como Drácula de Bram Stoker o, en menor medida, Entrevista con un vampiro.

garyoldman_galeriaBig

brad pitt vampiro

Edward-cullen
Hay que decir que la mayoría sitúa el origen de Drácula en la mitificación que se hizo en los siglos posteriores del Príncipe Vlad que gobernó Valaquia (parte de la actual Rumanía) en el siglo XV y que combatió contra los otomanos. Su gusto por el empalamiento a sus enemigos y adversarios se hizo famoso y corría el rumor entre el pueblo de que se bebía su sangre. En todo caso, su sadismo se fue mitificando con el paso del tiempo hasta que Bram Stoker, el escritor irlandés, popularizó el mito del vampiro al escribir Drácula en 1897, la novela que comenzó la popularización del monstruo.

Príncipe Vlad de Valaquia

Bram Stoker, escritor irlandés de Drácula

 

Ahora que ya conocemos la historia y los orígenes de los vampiros más famosos, lo primero que deberás elegir es qué tipo de vampiro quieres ser.

¿Disfraz de vampiro clásico o moderno?

Puedes acercarte a los clásicos disfraces de Vampiro y Drácula o Nosferatu o elegir algo más moderno tipo Crepúsculo. Si nos decantamos por la primera opción, la mayor parte del traje puedes conseguirla por medios propios, por lo que un disfraz casero sería la opción más barata.
Tanto para elaborar disfraces de vampiro para hombre, como disfraces de vampiro para niño con cosas que tengamos en nuestros aposentos, necesitaremos una camisa blanca clásica o en su defecto, una negra o burdeos, un pantalón negro y algo de maquillaje pálido para la cara. Si lo aderezamos con un par de accesorios como una capa, unos colmillos o un poco de sangre, sería perfecto.
halloween-6-evil2

 

Para disfraz de vampiresa también sería muy sencillo, podría bastar con un vestido largo negro o granate y maquillaje pálido. A lo que se podrían sumar los accesorios mencionados antes, además de una peluca si así lo deseamos. Como veis, ser un vampiro clásico es fácil y podemos utilizar cosas que tengamos por casa, por lo que nos saldría un disfraz casero muy económico, que podemos completar con complementos muy baratos.

Si nos decidimos por un disfraz más moderno también tenemos diversas opciones a explorar. Para hombre, una camiseta, un abrigo oscuro, un tupé y unas gafas de sol, aderezado con un poquito de sangre falsa en la comisura del labio (algo sutil) o incluso una peluca a lo Edward Cullen de Crepúsculo podría servirnos perfectamente. Para mujer, una cazadora de cuero, unos leggings o medias negras, una peluca oscura y un buen maquillaje podría ser perfecto. Quizá os tachen de pijos pero qué narices ¿Se trata de estar guapos no?


Si lo que buscáis es ser fiel al disfraz de vampiro y, dicho sea de paso, tienes dinero para poder comprarte un buen disfraz de lujo, te dejamos estas dos propuestas, con lo que poco más podrás hacer para estar perfecto.
disfraz-de-vampiro-gotico-elite

disfraz-de-vampiresa-de-versalles-elite
Por último, recuerda que algunos elementos son fundamentales y todo disfraz de vampiro debería llevarlos: colmillos y mordeduras en el cuello. Son baratos y fáciles de encontrar. A ello podríamos unirle, para causar un impacto mayor y, por qué no, incomodar al personal,  unas lentillas de colores para mirar fijamente a los más tontos de la fiesta.

5 tipos de vampiro en los que querrás convertirte

Pero después de hacer repaso por la historia de los vampiros y sus vestimentas más habituales… vamos a hablar de nuestros 5 vampiros preferidos, esos que disfrutan al máximo de la noche de Halloween dando mordiscos a todo aquel que se cruza en su camino.

1. El vampiro asesino

Con este disfraz de vampiro te vas a convertir en el más malvado ser del universo. Para conseguirlo necesitarás un atuendo oscuro y siniestro en el que no pueden faltar esos colmillos con los que cometer tus más atroces mordiscos y los complementos esenciales para cualquier vampiro. No te olvides de la sangre falsa para dar el mayor realismo a tu atuendo.

disfraz conde dracula malvado

colmillos vampiro

anillo vampiro

capa vampiro

2. El galán

Halloween es una noche maravillosa para la conquista. Incluso si eres un vampiro. Sobre todo si te conviertes en ese galán, elegante y sofisticado, capaz de seducir a todos con su sola presencia.

disfraz vampiro gotico fever
baston diamante vampiro

3. La mamá

Las vampiresas disfrutan de la noche de Halloween como las que más. Se visten con sus mejores galas y siempre lucen un maquillaje de vampiro espectacular.

disfraz vampiresa interesante
anillo telarana
peluca vampiresa

Para facilitarte el trabajo puedes hacerte con este set que incluye pintura para la cara, también roja para que parezca sangre, una esponja para aplicar con comodidad y los indispensables colmillos. Que las mamás vampiro también tienen hambre…

set maquillaje vampiro

4. El clásico

El disfraz de Drácula clásico es todo un acierto en la noche de Halloween. ¡Los clásicos nunca mueren! Aquí van algunas propuestas, con chistera y chaqueta, o simplemente con una capa. Siempre con colmillos y ese estilazo transilvano, claro está.

vampiro clasico
disfraz vampiro elegante
peluca dracula
capa vampiro reversible

5. El televisivo

Pero sin duda, ¡este es nuestro vampiro favorito!

¿Recordáis el Conde Draco de Barrio Sésamo? Este Halloween…. ¡Todos a contar!

Y que nos decís del Abuelo Munster? Siempre liándola con su nieto-lobo, Eddie

disfraz tenebroso conde dracula

peluca vampiro maligno

Como ves es sencillo, a la par que elegante, hacerte con tu disfraz de vampiro para Halloween. Es nuestro disfraz comodín, el “vestido negro” que apaña cualquier fiesta de Halloween. Con él serás como la San Miguel, ¡por donde va triunfa!

Share